La cirugía bariátrica es una cirugía mayor. Su práctica cada vez más frecuente para tratar la obesidad mórbida es el resultado de tres factores:

Nuestro conocimiento actual de los riesgos significativos que la obesidad mórbida representa para la salud.
El grado relativamente bajo de riesgos y complicaciones de los procedimientos, comparado con el hecho de no realizar la cirugía.
La ineficacia de los métodos no quirúrgicos actualmente utilizados para lograr una reducción de peso sostenida.
 
Ante todo, la cirugía se debe considerar como un método destinado a aliviar una enfermedad crónica que debilita a quien la sufre. En la mayoría de los casos, el requisito mínimo para ser tenido en cuenta como candidato para el procedimiento es estar 100 lbs. por encima del peso corporal ideal o tener un Índice de Masa Corporal (IMC) de 40 ó superior. Ocasionalmente se considerará practicarle el procedimiento a alguien con un IMC de 35 o más alto, si el médico del paciente determina que las condiciones de salud relacionadas con la obesidad han indicado la necesidad médica de baja de peso y si, en concepto del doctor, la cirugía parece ser la única manera de lograrlo. En muchos casos, antes de aprobar la cirugía, se les exige a los pacientes pruebas de que han sido ineficaces sus esfuerzos por perder peso mediante dietas. Más importante, sin embargo, es el compromiso del paciente con el seguimiento continuo que se requiere a largo plazo. La mayoría de los cirujanos les pide a los pacientes que demuestren una motivación seria y una comprensión clara de las instrucciones dietarias, de ejercicio y de cuidado médico que deben seguir por el resto de su vida, después de la intervención quirúrgica (véase "Lo que viene después de la Cirugía").
 
La Sociedad Estadounidense de Cirugía Bariátrica describe dos métodos básicos que utiliza la cirugía bariátrica para lograr los cambios buscados:
Procedimientos restrictivos, que disminuyen la ingesta de alimentos.
Procedimientos de malabsorción, que alteran la digestión y causan que el alimento sea mal digerido y se absorba de manera incompleta para así ser eliminado en la materia fecal.
 
Puede escojer de los siguientes tratamientos quirúrgicos
Procedimiento de restricción gástrica - Gastroplastia vertical anillada
Procedimientos de malabsorción- Desviación biliopancreática
Combinación de procedimientos restrictivo y de malabsorción - Derivación gástrica o Y de Roux
Cirugía laparoscópica o mínimamente invasiva
 
 
Todos los Derechos Reservados ©. S.O.S. Obesity 2005.
(57-1) 606 44 43 - Bogotá, DC - COLOMBIA
sosobesity.com - info@sosobesity.com